In Articulos de interés

Estudiar una oposición es hoy la única forma de asegurarnos el futuro laboral. Si te atrae la idea de poder desarrollar tu carrera profesional en un juzgado, el siguiente artículo te interesa ya que pretende realizar una breve aproximación al conocimiento de los cuerpos generales de la Administración de Justicia; en concreto Gestión procesal, Tramitación Procesal y Auxilio Judicial.

Introducción

Una conocida cita que circula con profusión en la red plantea muy poéticamente que «el mejor momento para plantar un árbol fue hace veinte años, el segundo mejor momento es ahora».

Ya sea un milenario proverbio chino, como afirman muchos, o un mero eslogan motivacional, como aseguran otros, lo cierto es que podemos extrapolarlo al mundo de las oposiciones con la siguiente aseveración: Debió usted presentarse a una oposición hace veinte años, si no lo hizo, el segundo mejor momento es ahora.

No me malinterpretes, todo el mundo es muy libre de presentarse o no, a lo que le parezca oportuno, en función de sus posibilidades, conocimientos y ambiciones personales en cada momento vital. Nada más lejos de mi ánimo obligar a nadie en ese sentido.

No obstante, la oposición siempre resulta una opción apetecible. Pues al fin y al cabo, ¿quién no quiere tener un trabajo estable, con posibilidades de promoción y razonablemente bien remunerado? Por lo tanto podemos aceptar como válida la premisa de que siempre es buen momento para intentar opositar. Además, el estudio de una oposición es una ocupación que resulta posible compaginar con otras tareas como, por ejemplo, un trabajo que nos deje una razonable cantidad de tiempo libre y en el que no tengamos estabilidad o una buena remuneración, o que nos haga pensar que jamás promocionaremos a mejor. Si bien es cierto que, como en todas las cosas, la especialización es la clave, y por lo tanto centrarse en el estudio multiplicará exponencialmente las posibilidades de adquirir la ansiada plaza, pero desde luego desempeñar un trabajo no es óbice para que consideremos acceder a la Función Pública.

Por supuesto, cuando hay expectativas de convocatoria de oposiciones, resulta ser un momento ciertamente más atractivo. Y es que, en los últimos años, el gobierno español ha apostado fuertemente por la creación de empleo público.

Panorama actual de las oposiciones de la Administración de Justicia

A modo de pequeña muestra, y centrándonos exclusivamente en la oferta de empleo público correspondiente a los Cuerpos de Justicia objeto de este artículo, en la convocatoria de Gestión Procesal del año 2017 se ofertaron 391 plazas, 797 fueron las plazas a cubrir en Tramitación Procesal y Administrativa ese año, y 525 plazas para cubrir las necesidades del cuerpo de Auxilio Judicial. Confirmándose en este sentido el compromiso del Estado y en particular del  Ministerio de Justicia con la creación regular y estable de empleo.

Asimismo, en las convocatorias de los cuerpos mencionados, publicadas en 2019 y 2020 y que se corresponden con las ofertas de empleo público de 2017 y 2018, podemos comprobar que la tendencia se mantiene favorablemente encauzada hacia la creación de empleo público. Como dato de interés, quisiera reseñar que el número de plazas a cubrir está cercano a las 6.000, tan solo en los Cuerpos de Gestión, Tramitación y Auxilio.

De este último cuerpo, Auxilio Judicial, hay que advertir que a día de hoy, finales de enero de 2020, acaba de abrirse plazo para presentar instancias y que por lo tanto este proceso de oposición está en marcha para quien se quiera subir a este carro.

Es importante aclarar que, aunque centremos nuestra atención en estos cuerpos, la Administración de Justicia, en rigor, comprende también a letrados de la Administración de Justicia, forenses, técnicos y auxiliares.

¿Y cuáles son las oposiciones de Justicia que puedo preparar?

En primer lugar, y comenzando por el que exige una mayor titulación y que por lo tanto da acceso a una categoría funcionarial superior tenemos el Cuerpo de Gestión Procesal y Administrativa. La titulación exigida para el acceso a este cuerpo es la de Diplomado Universitario, Ingeniero Técnico, Arquitecto Técnico o equivalente.

Esta denominación actual equivale al cuerpo anteriormente conocido como Oficiales de Justicia y su remuneración básica según dispone el Real Decreto-ley 2/2020, de 21 de enero de 2020, por el que se aprueban medidas urgentes en materia de retribuciones en el ámbito del sector público, queda establecido en 14.436,84 euros repartidos en doce pagas.

En segundo lugar, tenemos el Cuerpo de Tramitación Procesal y Administrativa. Para el acceso a este cuerpo se exigirá estar en posesión del título de Bachiller o equivalente; éste es el  cuerpo anteriormente denominado como Auxiliar de Justicia y su sueldo se establece en 11.866,08 euros.

Finalmente, el Cuerpo de Auxilio Judicial es el de menor exigencia en cuanto a titulación académica se refiere y por lo tanto para acceder a este puesto se exigirá estar en posesión del título de Graduado en E.S.O. o equivalente.  Anteriormente los integrantes de este cuerpo eran  denominados Agentes Judiciales. Según dispone el Real Decreto antes mencionado, el sueldo de estos funcionarios queda establecido en 10.763,04 euros.

En definitiva, optar a una plaza de funcionario/a en Justicia requiere de estudio y constancia, pero la aventura diaria está asegurada.  Si quieres saber más sobre el tipo de examen de cada cuerpo, precios de las tasas de exámenes, temario, o tienes alguna duda que quieres resolver no lo dudes y pincha aquí

Si quieres saber el estado actual de los procesos de oposición de estos cuerpos, haz clik aquí

FIRMADO:

Óscar Díaz- Profesor de oposiciones de Beta

Recent Posts
teleformaciónLabores del cuerpo de Justicia
Abrir chat